No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino los pensamientos y acciones de los demás.




martes, 29 de enero de 2008

Ley de Dependencia, la frustración después de la esperanza

Un hombre reclama para su hijo, con una parálisis cerebral, varios recursos y cree que la nueva norma es "de risa"
MATUCHA GARCÍA. MÁLAGA Una parálisis cerebral le mantiene postrado en una silla de ruedas. Tiene 22 años y asiste cada mañana a la unidad de estancia diurna de la asociación especializada Amappace. Nunca le ha faltado el cariño y la atención de su familia que ha luchado durante toda su existencia por proporcionarle el mayor bienestar posible.
Este joven con un cien por cien de minusvalía (grado tres, nivel dos) es uno de los beneficiarios de la nueva Ley de Dependencia que está atendiendo en un primer nivel a los gravemente afectados. ¿Mejora la nueva norma la atención que recibe este joven? ¿Ha conseguido la ley cubrir sus necesidades y aumentar su calidad de vida? La respuesta ofrecida por su padre, Juan José García, es un rotundo ´no´. Su hijo, cuyo nombre prefiere no facilitar para preservar su intimidad, no obtendrá ningún recurso añadido.
Es más, puede que incluso pierda una de las ayudas que ya posee, extremo que aún su progenitor no ha logrado esclarecer, declara. Este ´eterno niño´ disfruta además de una pensión de 312 euros por hijo a cargo a la que suma un complemento de 156 euros por ayuda a tercera persona.

La historia. Esta familia residente en Málaga tras escuchar las bondades y la gran mejora que suponía para el colectivo la Ley de Dependencia presenta su correspondiente solicitud el 4 de mayo. Tras las valoraciones pertinentes y trasladar al trabajador social que el pequeño necesitaría reforzar su asistencia actual con ayuda a domicilio la respuesta obtenida les deja perplejos.
El motivo por el que su hijo necesita aumentar su atención responde a que su madre presenta también un 65% de minusvalía por enfermedad, su padre trabaja y, además, cada día poseen menos fuerzas para mover al joven a causa del paso de los años.
La respuesta de la administración no fue la esperada. "Nombran cuidadora a mi mujer que tiene una incapacidad permanente por enfermedad y le dan 300 euros al mes. En principio eso no era lo que queríamos, pero es que después nos indican además que perderíamos la unidad de estancia diurna y los 150 euros de ayuda para tercera persona", subraya.
"Esta ley no me parece bien. Pensábamos que no perdíamos nada de lo que ya teníamos", enfatiza. Y además, ¿la ley no busca dar respiro a la familia y mejorar la vida del cuidador? "Mi hijo tiene 22 años y yo no sé lo que es un descanso. Por la mañana me voy a trabajar y mi mujer no puede levantar a mi hijo. Ahora mismo estamos recibiendo ayuda", explica. "Esta ley me parece de risa", critica.
Este hombre trabaja en horario de mañana gracias a la sensibilidad que ha mostrado su empresa. Ya por la tarde se encarga del baño y aseo del ´pequeño´, le da un paseo y la cena. "Al final, me dan lo que ya tengo, si es que no pierdo nada. Y, ¿qué hacemos en unas vacaciones ante unos padres que se van haciendo mayores? Tengo dos hijos, pero uno está fuera y el otro trabaja. Ayudan lo que pueden", dice.
García ha acudido a los servicios de un abogado para recurrir esta resolución. Pero éste no es el único caso que están recibiendo en Amappace. Ya son tres las familias que no están conformes. "Vamos a analizar lo que va llegando y nos reuniremos para ver qué medidas iniciamos", comenta. "Yo estoy dispuesto incluso a echarme a la calle", sentencia.

Más protestas. Ésta no es la única protesta que se ha registrado sobre este asunto. Ya la Feaps (Confederación Española de Organizaciones en favor de las personas con discapacidad intelectual) ha mostrado su enérgica queja por la incompatibilidad de servicios que contempla la ley. El beneficiario tan sólo puede recibir una prestación.
La concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento de Málaga, María Victoria Romero, se posiciona también en contra de este hecho. "Es demasiado drástico". Además, comenta que no se está ofreciendo el catálogo completo de servicios, como los centros de noche o la figura del asistente personal. "Tenemos la instrucción de priorizar la ayuda a domicilio y las pagas al cuidador familiar, para que el dependiente permanezca en su entorno, lo que provoca que se esté esclavizando de nuevo a la mujer", sentencia.
Desde la Junta de Andalucía indican que se va redactar una nueva orden que permitirá la compatibilidad de beneficiarse de un centro de día y ayuda a domicilio a la vez y no descartan nuevas modificaciones en el futuro.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=3140_2_156029__Malaga-Dependencia-frustracion-despues-esperanza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deseos y amores, poseen futuros inciertos uno nunca sabe cuando se cumplen sino hasta tenerlos.
Gracias por dejar tu huella en mi humilde morada.