No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino los pensamientos y acciones de los demás.




lunes, 22 de septiembre de 2008

«Nomeolvides», más plazas, con música y mascotas como terapia

Bienestar Social pone en marcha un nuevo programa de atención específica


Oviedo, E. G.

Una cifra de enfermos de Alzheimer que crece cada año y que ya representa entre el 1,3 y el 1,5 por ciento de la población total del Principado, 20.000 solicitantes de las prestaciones de la ley de Dependencia, 30.000 personas con algún tipo de deterioro cognitivo oficialmente diagnosticado. Son cifras de Asturias, que se llevan buena parte del presupuesto de la Consejería de Bienestar Social. Su titular, la recién nombrada María Teresa Ordiz, presentó ayer el programa «Nomeolvides» de atención monográfica a enfermos de Alzheimer en el que se incluye la apertura de dos nuevos centros de atención especializada, antes de fin de año, en Turón y en Lada, con treinta plazas cada uno. Son dos nuevas infraestructuras que se suman a los otros cuatro centros específicos del Alzheimer ya en marcha en Asturias, uno en Oviedo, otro en Avilés y dos en Gijón. Cuando la red monográfica contra el Alzheimer esté al completo habrá 170 plazas destinadas a pacientes con deterioros avanzados, todas en la zona central del Principado, por cierto. Asegura la consejera Ordiz que esto no quiere decir que las alas estén abandonadas: «El reto de esta legislatura va a ser desarrollar un equilibrio de servicios.

«Nomeolvides» se centra en el enfermo, pero también en los cuidadores familiares y en el personal de los equipos de atención directa. Costará un millón y medio de euros y Cajastur pone unos 60.000. El responsable de la obra social de la entidad, José Vega, quien adelantó un novedoso proyecto, aún en fase de declaración de intenciones: la puesta en marcha de un programa de voluntariado de apoyo a las familias con enfermos de Alzheimer ingresados en instituciones hospitalarias.

El programa presentado ayer incide en los talleres de entrenamiento de la memoria para personas con deterioros cognitivos leves. Los primeros de estos grupos comenzarán a funcionar el próximo mes en Oviedo, Gijón, Avilés, Lada y Turón, y tienen una duración de tres meses. «Nomeolvides» potenciará los talleres de musicoterapia -sesiones semanales con músicos en directo- y cuyos efectos serán valorados en un estudio en colaboración con la Universidad de Oviedo. También habrá atención a la terapia con animales, una terapia que en el conjunto de las residencias públicas, no necesariamente monográficas del Alzheimer, ya está siendo utilizada con muy buenos resultados por unas 300 personas según recordó ayer la directora de Planificación y Calidad, Teresa Martínez.


leido en:
google news
Fuente:
http://www.lne.es/secciones/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deseos y amores, poseen futuros inciertos uno nunca sabe cuando se cumplen sino hasta tenerlos.
Gracias por dejar tu huella en mi humilde morada.