No es la discapacidad lo que hace difícil la vida, sino los pensamientos y acciones de los demás.




miércoles, 8 de octubre de 2008

CORRESPONDENCIA EN EL RECUERDO


Correspondencia en el recuerdo
Como me gustaría describirte las mañanas tan escandalosas que están haciendo, tan brillantes y con aire sereno y apacible.
como me gustaría poder disfrutar contigo dando paseos junto al mar y, jugando con la mirada e inventando historias ajenas.
Sueño y sueño en la llegada de septiembre.
Ayer salí acompañada de tu recuerdo. el cielo al atardecer era púrpura con reflejos aranjados, el ambiente y la luz se tornó de una mezcla espectacular y maravillosa:hacía una tarde preciosa para pasear por la ribera.
El agua del rió era el espejo del cielo...con-fundiendose cielo y agua en el horizonte.
Me adentré por el laberinto de estrechas calles, en constante conversación contigo: preguntas sin respuesta tiradas al aire con olor a jazmín y azahar. Mis pasos se pararon junto a una casa solitaria y medio derruida. Me atreví a mirar por las rendijas de su puerta vieja y carcomida por el paso del tiempo.
Yo , tu ausencia y aquella casa...
Veía por las rendijas un gran salón en penumbra en primer término,otra segunda estancia iluminada por los rayos de sol que venían del jardín frondoso y desordenado.
Sus paredas me hablaban con serena tristeza
Sentí que esas estancias vacías y polvorientas me contaban viejas historias de amores y pasiones hoy ya, gravadas en sus paredes como en hojas de un diario.
Al idual que tu voz, tu recuerdo llena la estancia de mi alma que, en la distancia te siento fuertemente anudada.
Me fui pensando en el eco de aquella casa deshabitada: Los lugares,los paseos, las emociones sólo habitan en nosotros. Creamos aquello que nos hubiese gustado vivir o sentir, somo esclavos de nuestra memoria.
Hoy te abrir mi corazón fuerte, palpitante y maduro como fruta del árbol apunto de caer.
Te espero para septiembre para que me traigas, brisa fresca con olor a mar.
Para pasear junto a la ribera inventando historias de amor.

La mañana estaba fresca y septiembre me traía su luz cálida que tímidamente se asoma por los ventanales de la vieja estación. Los andenes solitarios,tranquilos, sólo el insistente ronroneo de las palomas.
Había contado los día para este encuentro, dias que se hicieron eternos . el reloj se hizo perezoso y las agujas caminaban lentas en las horas.
El aire me trajo el eco del pitido del tren , que ya estaba próximo. Te esperaba serenamente, como todo el tiempo transcurrido hasta este día.
Aveces sucede que, los sueños se confunden con la realidad y ésta con los sueños.
realidad-sueño, sueño-realidad. Eso me lleva a preguntarme ¿ Cuál es la realidad?
Esa que se ve aparentemente, o la nuestra propia... la que imbuidos en nuestro interior más cavernoso, vamos fabricando un mundo de esperanza,ilusiones, de sueños....
Estaba en estas texituras cuando a su paso por el andé, el tren voló mi sombrero, elevándose en el aire dando vueltas, subió tan alto, tan alto que lo perdí de vista; pero ahora otra atención ocupaba mi mente.
Se abrieron las puertas y la azafata pedía la rampa. Ya era seguro que en este tren, venía un usuario con silla de ruedas.
TE vi descender, salí a tu encuentro y tus ojos me dieron un caluroso abrazo....
El timbre insistentemente no dejaba de tocar hasta que llegó a mis oidos, abrí los ojos, desconcertada, me levante, dando traspiés, tropecé con mi sombrero que tirado en el suelo yacía junto a la cama. Buscaba la puerta que no la encontraba en mi desorden y en concierto.

Alcancé el pasillo que me llevaba a la puerta. Al abrirla la sorpresa y la emoción embargaron mi ser confundiéndome de nuevo, realidad-sueño, sueño-realidad. Mis lágrimas salieron al paso, en tu busca; con serena voz dijiste: "-Aquí estoy para pasear contigo por la ribera y vernos en el espejo del agua de tu río, septiembre queda muy lejos, te echaba de menos y el calor de mayo me trajo hacia ti".
Tus ojos me abrazaron tiernamente y, mis lágrimas se convirtieron en risas fundiéndote con mi abrazo.
Un golpe de aire abrió la ventana, invadiendo la estancia de ecos metálicos y sonoros de las campanas al repicar. Daban las 12 de la mañana en el reloj de la iglesia. Llegaste en la hora más bella del día:la hora del "ángelus"

Quedé inmóvil mirándote sin saber que hacer, de pronto te volví abrazar y besándote en los ojos, la frente... Nuestros silencios, tenemos el privilegio de entendernos con la mirada, todas las palabras posibles de decir en ese instante sobran.
Me dispuse a preparare para llevarte por los rincones donde quedó impreso tu recuerdo, mientras te pensaba en la ausencia.

"-Te llegó la carta que te mandé la semana pasada? Empezaste a decir: Te contaba,(pues hoy aún me sigue conmoviendo), como en mi memoria quedó grabada,la conversión que mantuvimos a la orilla de la playa -hace ya algunos años-, donde inesperadamente me confesaste tus sentimientos. El mar estaba tranquilo, casi inmóvil como yo e incapaz de expresarme como tú.
Me sorprendió tu naturalidad y tus sentimientos hacia mi. Sé que la amistad que nos une, está más allá de cualquier límite, del espacio, del tiempo...de la muerte. Mis limitaciones encadenan a mis expresiones de afecto. viéndome impotente para darme.
Yo no creo que merezca tanto amor, tanto desprendimiento,tanta generosidad. Tu ofrecimiento espontáneo me dejó sin habla-"

Salí de la habitación en silencio te cogí las manos, te miré los ojos te dije serena mente: "- El amor no entiende de cuentas , de más o de menos, de obligaciones. El AMOR con mayúscula, significa la aceptación. el amor significa...¡¡¡¡ eso¡¡¡ generosidad sin precio ni condición.
El amor en la amistad, es lo más bello que nos a podido pasar y, nosotros saberlo captar, atrapar, aprovechar. Aveces la vida no nos paga de acuerdo a lo que merecemos,pero las cosas son como son, aceptarlas y hacer compatible nuestro tiempo,será un triunfo para nuestro amor.

Hacía un día precioso, al salir el olor a jazmín nos envolvió como un torbellino del cual, no nos desprendimos durante todo el tiempo.
TE sentí tan feliz que sólo, por verte así , ya merece la pena la espera en las tardes solitarias, tejiendo un manto con tus recuerdos para luego, abrigarme en las noches frías y solitarias.

Hoy, aún disfrutamos de ese amor, negociando siempre con el tiempo; ese tiempo que nos brinda un momento, al que le sacamos todo el jugo posible en los breves instantes de la vida.


Alcancé el pasillo que me llevaba a la puerta. Al abrirla la sorpresa y la emoción embargaron mi ser confundiéndome de nuevo, realidad-sueño, sueño-realidad. Mis lágrimas salieron al paso, en tu busca; con serena voz dijiste: "-Aquí estoy para pasear contigo por la ribera y vernos en el espejo del agua de tu río, septiembre queda muy lejos, te echaba de menos y el calor de mayo me trajo hacia ti".
Tus ojos me abrazaron tiernamente y, mis lágrimas se convirtieron en risas fundiéndote con mi abrazo.
Un golpe de aire abrió la ventana, invadiendo la estancia de ecos metálicos y sonoros de las campanas al repicar. Daban las 12 de la mañana en el reloj de la iglesia. Llegaste en la hora más bella del día:la hora del "ángelus"

Quedé inmóvil mirándote sin saber que hacer, de pronto te volví abrazar y besándote en los ojos, la frente... Nuestros silencios, tenemos el privilegio de entendernos con la mirada, todas las palabras posibles de decir en ese instante sobran.
Me dispuse a preparare para llevarte por los rincones donde quedó impreso tu recuerdo, mientras te pensaba en la ausencia.

"-Te llegó la carta que te mandé la semana pasada? Empezaste a decir: Te contaba,(pues hoy aún me sigue conmoviendo), como en mi memoria quedó grabada,la conversación que mantuvimos a la orilla de la playa -hace ya algunos años-, donde inesperadamente me confesaste tus sentimientos. El mar estaba tranquilo, casi inmóvil como yo e incapaz de expresarme como tú.
Me sorprendió tu naturalidad y tus sentimientos hacia mi. Sé que la amistad que nos une, está más allá de cualquier límite, del espacio, del tiempo...de la muerte. Mis limitaciones encadenan a mis expresiones de afecto. viéndome impotente para darme.
Yo no creo que merezca tanto amor, tanto desprendimiento,tanta generosidad. Tu ofrecimiento espontáneo me dejó sin habla-"

Salí de la habitación en silencio te cogí las manos, te miré los ojos te dije serena mente: "- El amor no entiende de cuentas , de más o de menos, de obligaciones. El AMOR con mayúscula, significa la aceptación. el amor significa...¡¡¡¡ eso¡¡¡ generosidad sin precio ni condición.
El amor en la amistad, es lo más bello que nos a podido pasar y, nosotros saberlo captar, atrapar, aprovechar. Aveces la vida no nos paga de acuerdo a lo que merecemos,pero las cosas son como son, aceptarlas y hacer compatible nuestro tiempo,será un triunfo para nuestro amor.

Hacía un día precioso, al salir el olor a jazmín nos envolvió como un torbellino del cual, no nos desprendimos durante todo el tiempo.
TE sentí tan feliz que sólo, por verte así , ya merece la pena la espera en las tardes solitarias, tejiendo un manto con tus recuerdos para luego, abrigarme en las noches frías y solitarias.

Hoy, aún disfrutamos de ese amor, negociando siempre con el tiempo; ese tiempo que nos brinda un momento, al que le sacamos todo el jugo posible en los breves instantes de la vida.
FIN

2º Premio "CITA CON EL AMOR 2007" en Retrato de una Discapacidad que fue para el relato CORRESPONDENCIA CON EL AMOR escrita por ....................ZARANDA
la foto que se incluye es de una pintura de Zaranda llamada Valero que me ha dado permiso para que todos pueden ver y admirar lo bien que lo hace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deseos y amores, poseen futuros inciertos uno nunca sabe cuando se cumplen sino hasta tenerlos.
Gracias por dejar tu huella en mi humilde morada.